abril 20, 2024

6 consejos efectivos para evitar que los plátanos se pongan marrones y almacenarlos hasta por 15 días

Por en

Los plátanos se encuentran entre las frutas más apreciadas por jóvenes y mayores. Pero al igual que las manzanas, las peras o los melocotones, los plátanos se vuelven marrones con el tiempo. Descubre 3 consejos para mantener los plátanos frescos y evitar que se pongan marrones.

Comer 5 frutas y verduras al día es una recomendación de las autoridades sanitarias. Y por una buena razón, las frutas y verduras están llenas de nutrientes buenos para la salud. Estos incluyen fibra dietética, vitaminas, minerales y antioxidantes que protegen el cuerpo contra los radicales libres. Los plátanos son frutas ricas en potasio , manganeso y magnesio. Aprende a almacenar estas frutas para evitar que se pongan marrones.

¿Por qué los plátanos se vuelven marrones?

Un plátano es una fruta compuesta de celulosa, carbohidratos, enzimas, lípidos y polifenoles. Cuando las membranas de las células del banano se alteran o lesionan, las enzimas y los polifenoles entran en contacto entre sí y con el oxígeno del aire. El deterioro puede ocurrir después de un rasguño de la piel del plátano , por un golpe o incluso por un enfriamiento importante (por debajo de 12,5°C).

Y por una buena razón, los lípidos de las membranas celulares de las plantas adaptan sus cantidades de ácidos grasos insaturados según la temperatura de almacenamiento. Una temperatura demasiado baja hace que la membrana sea menos estanca. La fruta luego sufre una lesión por frío. En realidad, cuando las enzimas polifenol oxidasas entran en contacto con el oxígeno, se produce un fenómeno de oxidación de fenoles a quinona. Por lo tanto, se produce la polimerización de la melanina y hace que el plátano se vuelva cada vez más negro.

¿Cómo almacenar plátanos de la manera correcta?
Para almacenar adecuadamente sus bananas después de la compra, primero sáquelas de la bolsa de plástico o de la bolsa de papel. A los plátanos no les gusta el frío ni el calor excesivo y deben almacenarse preferiblemente a una temperatura entre 12 y 22°C.

Si tus plátanos son demasiado jóvenes y quieres acelerar su maduración, envuélvelos en una hoja de periódico. Si por el contrario tus frutos están muy maduros, guárdalos en el frigorífico para ralentizar su maduración.

Si quieres preparar una compota de plátano, un sorbete o un helado de plátano, debes saber que puedes congelar tus plátanos en rodajas para su uso posterior.

¿Cuáles son los trucos para evitar que se doren y conservar su frescura?
Para evitar que la piel de tus plátanos se ponga negra, estos son nuestros consejos:

1-Consérvalos en la nevera
Lo primero y más importante para mantenerlos frescos más tiempo es guardar los plátanos en la nevera. Si los mantienes a temperatura ambiente madurarán mucho más rápido, así que, para alargar su vida sin que aparezcan esos desagradables puntos negros tan rápido, colócalos en el frigorífico.

2-Usa una bolsa y limones
Solo tienes que colocarlos en una bolsa hermética junto a medio limón. Cierra la bolsa de plástico, métela en la nevera y ve sacando los plátanos según los vayas consumiendo. Verás que apenas tienen manchas negras. Gracias a este truco, tus plátanos aguantarán mucho más tiempo sin tornarse negros.

3-Mantenlos juntos
Los puntos y manchas negras empiezan a aparecer en un plátano maduro unos días después de haberlos adquirido. Para evitar que esto pase muy rápido, compra los plátanos en racimo y no sueltos, ni los separes para guardarlos en la nevera, así tardarán unos días en madurar.

4-Usa papel film
Otro truco para evitar que los plátanos se pongan negros en pocos días es envolver con papel film la zona del racimo por donde están unidos. Recuerda, solo la zona del racimo. Luego, solo tendrás que guardar los plátanos en la nevera conforme los vayas consumiendo.

5-Utiliza papel de periódico
Uno de los métodos más efectivos para evitar que el plátano madure rápido es envolverlos en papel de periódico antes de guardarlos en la nevera. Verás como se conservan intactos durante varios días. Si no te gusta el plátano maduro, con estos consejos podrás conservarlos amarillos y deliciosos durante más tiempo.

6- Cuelga tus plátanos en un gancho en la pared para que solo entren en contacto con el aire y no se doren. También debes saber que puedes envolver tus plátanos en un paño o una bolsa de plástico que colocarás en un área del refrigerador que no sea muy fría.

Además, no olvides que aunque los plátanos estén maduros, todavía son comestibles y puedes incorporarlos a tus postres gourmet , batidos y ensaladas de frutas.