El truco para que los cactus de Navidad florezcan todo el año en casa « El Rincón De Jesi
marzo 21, 2024

El truco para que los cactus de Navidad florezcan todo el año en casa

El cactus de Navidad (Schlumbergera bridgesii) es una planta de interior de floración invernal de larga vida que a menudo se asocia con las vacaciones porque generalmente florece entre mediados de noviembre y finales de enero. Le va bien en condiciones de casa promedio con cuidado moderado.
En general, esta planta se adapta a condiciones de poca luz, pero florece más cuando se expone a la luz brillante.

Como una de las suculentas favoritas para las fiestas, a muchos les gusta tener cactus navideños en una maceta en casa. Las flores de colores vibrantes que emergen de los zarcillos que cubren y se arrastran sobre la planta la hacen más atractiva. Las flores pueden ser blancas, rosadas, rojas, salmón, amarillas o moradas. Para aquellos que quieren mantener una hermosa planta de hoja perenne durante todo el año, el cactus de Navidad es la mejor opción.

Las flores de colores traen alegría y añaden color a los inviernos. Sin embargo, es posible que estas increíbles suculentas no florezcan a veces, por lo que debe descubrir cómo obligarlas a florecer. Sin embargo, garantizar un riego adecuado, una temperatura adecuada y la luz adecuada te ayudará a comprender cómo lograr el objetivo. Si tienes un cactus de Navidad y aún no ha florecido, este artículo te ayudará a forzarlo a florecer.

Cómo conseguir que el cactus de Navidad florezca lo máximo posible

En primer lugar hay que tener en cuenta que estas plantas se suelen vender en plena floración con al menos unas pocas flores abiertas, así que mueve la planta lo menos posible para evitar que se caigan los capullos y las flores. Los cogollos también pueden caerse por riego excesivo, falta de humedad o luz insuficiente.

El “truco” para que florezcan se reduce a tres factores: riego mínimo, luz y temperatura. Coloque el cactus de Navidad en un lugar luminoso, lejos de salidas de calor, chimeneas y corrientes de aire. Florecerá por más tiempo si la habitación está un poco fresca.

Para comenzar, debe limitar la cantidad de agua que normalmente recibe su planta alrededor de octubre. Riegue solo la capa superior del suelo, y solo cuando el suelo se sienta seco al tacto. Este programa de riego obligará a la planta a entrar en un período de inactividad. Sin olvidar que la latencia es crucial para la floración de los cactus de Navidad.

El cactus de Navidad se conoce como una planta de día corto, lo que significa que necesita 12 horas de oscuridad cada día, preferiblemente en una habitación fresca para entrar en el período de floración. Mueva su cactus navideño a un lugar donde tenga al menos 12 horas de oscuridad. Continúe esto durante unas 6 semanas para promover la producción de botones florales.

Ten en cuenta que la luz solar indirecta durante el día está bien, pero darle 12 horas de oscuridad absoluta durante la noche es fundamental. Donde sea que guardes tu Cactus de Navidad, no enciendas las luces por la noche, ni siquiera por poco tiempo. Interrumpirá el ciclo oscuro necesario e interrumpirá el proceso de floración.
La temperatura ideal para la floración es de 10 -12°, así que colócala en una habitación fría, incluso al aire libre si es posible. No obstante, siempre debemos tener en cuenta las horas de bueyes necesarias y la temperatura que no debe ser inferior a 10°.

Qué hacer después de la floración
Después de que la planta haya terminado de florecer, déle un período de descanso de aproximadamente dos meses con poca o ninguna agua en un lugar donde reciba luz moderada. El interior de un apartamento es el lugar perfecto. Si el follaje o los tallos comienzan a marchitarse durante este tiempo, riégalo ligeramente.

A medida que los días comienzan a alargarse en primavera, riégala con más frecuencia y muévela a un lugar más brillante. Este es el momento de podar la planta para darle forma y favorecer la ramificación.
Una vez que haya pasado todo el peligro de las heladas, mueva la planta al aire libre a un lugar soleado o ligeramente sombreado. Los cactus navideños requieren luz solar brillante e indirecta para un mejor rendimiento, pero demasiada luz solar directa puede quemar las hojas.

Durante la temporada de crecimiento, de abril a septiembre, fertilice su cactus navideño con un fertilizante líquido universal para plantas de interior que no exceda el 10 por ciento de nitrógeno. A partir de octubre comienza de nuevo el ciclo indicado para forzar la floración.