Cubitos de Caldo Caseros: ¿Cómo se preparan? « El Rincón De Jesi
marzo 16, 2024

Cubitos de Caldo Caseros: ¿Cómo se preparan?

Los cubitos de caldo caseros son una excelente manera de mejorar el sabor de tus comidas sin tener que recurrir a los cubitos de caldo comerciales que a menudo contienen altos niveles de sodio y aditivos.

Hacer tus propios cubitos de caldo te permite controlar los ingredientes y personalizar los sabores según tus preferencias.

A continuación, te presentamos una receta fácil y deliciosa.

Receta:
-Ingredientes:
-2 zanahorias, peladas y cortadas en trozos grandes
-2 ramas de apio, cortadas en trozos grandes
-1 cebolla grande, pelada y cortada en cuartos
-2 dientes de ajo, pelados
-1 puerro, cortado en trozos grandes
-1 hoja de laurel
-1 ramita de perejil fresco
-Sal y pimienta al gusto
-Agua

Instrucciones:

Preparación de los Vegetales:
Lava y pela los vegetales según sea necesario.
No es necesario que los cortes en trozos pequeños, ya que serán colados después de cocinar.

Cocinar los Vegetales:
En una olla grande, coloca todos los vegetales preparados, la hoja de laurel y la ramita de perejil fresco.
Cubre los vegetales con agua suficiente para asegurarte de que estén completamente sumergidos.

Cocinar a Fuego Lento:
Lleva el agua a ebullición y luego reduce el fuego a bajo para cocinar a fuego lento.
Cocina los vegetales a fuego lento durante aproximadamente 1-1.5 horas para permitir que los sabores se mezclen bien.

Colado:
Después de cocinar, cuela el caldo para separar los líquidos de los sólidos.
Puedes hacerlo usando un colador fino o una gasa.

Reducción del Caldo:
Vierte el caldo nuevamente en la olla y cocina a fuego medio para reducir el líquido a aproximadamente la mitad.
Esto concentrará los sabores y hará que tus cubitos de caldo sean más potentes.

Sazonado y Enfriamiento:
Agrega sal y pimienta al gusto.
Ten en cuenta que los cubitos de caldo son condensados, por lo que necesitas que el caldo tenga un sabor ligeramente más fuerte de lo que normalmente preferirías.
Deja que el caldo se enfríe a temperatura ambiente.

Hacer Cubitos de Caldo:
Vierte el caldo enfriado en bandejas de cubitos de hielo y congélalos hasta que estén completamente sólidos.

Almacenamiento:
Una vez que los cubitos de caldo estén congelados, puedes transferirlos a una bolsa de almacenamiento hermética para un fácil acceso en el futuro.

Ahora, cada vez que necesites un impulso de sabor en tus sopas, guisos o cualquier plato, simplemente agrega uno de tus cubitos de caldo caseros.

¡Disfruta del delicioso sabor natural y la satisfacción de saber que estás usando ingredientes frescos y saludables en tus comidas!